Actividades

Un atractivo fundamental de la zona son la cultura y el arte, tan profundamente ligados a estas tierras.

La Ruta de los Monasterios, en torno a san Millán de la Cogolla o Valvanera es una visita imprescindible hacia los orígenes del Castellano y del Euskera. Igualmente imprescindibles son las visitas a los conjuntos monumentales situados en torno al Camino De Santiago, como ocurre en Cañas, Santo Domingo de la Calzada o la propia Nájera.

A 9 minutos de Nájera se encuentra Sto. Domingo de La Calzada.

Santo Domingo de la Calzada se levanta sobre una extensa llanura, a orillas del río Oja - que da nombre a la región-, en el extremo occidental de la Rioja, a los pies de las más altas cumbres de la Sierra de la Demanda. Es una visita obligada, para conocer sus monumentos, así como el más famoso milagro de la Edad Media relacionado con el Camino de Santiago.

A 25 minutos de Nájera se encuentra Ezcaray.

Ezcaray es una de las localidades de mayor tradición turística de La Rioja. A sus bellos paisajes, entorno natural y el atractivo de sus aldeas, se suma la presencia de la estación de esquí de Valdezcaray que concentra a gran número de aficionados en las temporadas de práctica de este deporte.

La Estación de Esquí y Montaña de Valdezcaray se encuentra situada en el extremo noroccidental de la Sierra de la Demanda riojana, estando su núcleo principal de servicios a 1.620 metros. Situada en un valle de excepcional belleza, Vadezcaray merece la pena visitarla aunque sólo sea por las preciosas vistas de subida al puerto. Por su proximidad y fácil acceso será, sin duda, el punto de encuentro donde disfrutar plenamente de la montaña y practicar deportes tan variados como el esquí, la caza, la pesca, el montañismo, el tenis...

A 15 minutos de Nájera se encuentra Haro.

Conocida como La Capital Del Vino y famosa por sus excelentes "caldos".

A finales de Junio se celebran las fiestas de San Juan y San Pedro, cuyo acto más representativo puede ser la "batalla del vino" en el lugar conocido como los 'riscos de Bilibio'. Consiste en una pacífica batalla campal en la que todos los asistentes se arrojan vino. Rememora las luchas con la vecina ciudad burgalesa de Miranda de Ebro por la posesión de la zona. Ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional.